Abdominoplastia

La mujer con disforia de género puede tener cierta tendencia a acumular grasa en la zona abdominal. Este cúmulo no se suele eliminar ni con  dieta ni con ejercicio físico. En ocasiones, a esos depósitos de grasa se le suma una distensión de los músculos abdominales, lo que acentúa aún más la sensación de “vientre caído”.

¿Qué es la abdominoplastia?

La abdominoplastia, dermolipectomía o cirugía del abdomen es la técnica quirúrgica que se utiliza para eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen y para mejorar la silueta (sobre todo la cintura). Además, también sirve para estirar los músculos de la pared abdominal.

La abdominoplastia no se debe entender como un substituto de una dieta hipocalórica, ya que no está indicado para adelgazar.

La intervención

Los preparativos
El cirujano valorará la calidad de la piel y de la musculatura de la zona abdominal antes de escoger la técnica más adecuada para cada paciente.

La intervención
La abdominoplastia es una cirugía que suele durar de 2 a 5 horas, dependiendo de la extensión de la zona a trabajar y que requiere anestesia general. En el caso de la abdominoplastia parcial, el tiempo se reduce considerablemente a unas dos horas, aproximadamente.

Para eliminar el exceso de piel sobrante y devolver la musculatura a su posición natural, el cirujano realiza una incisión en la parte baja del abdomen que después quedará disimulada con la ropa interior.

La recuperación
Durante los primeros días, posiblemente la paciente note algunas molestias que desaparecerán con los calmantes recetados por el equipo de cirujanos. Para que la recuperación sea aún más rápida, deben seguirse las instrucciones del cirujano, como andar mucho y no permanecer en la misma posición durante largo tiempo.

La paciente podrá reincorporarse a la vida laboral pasadas un par de semanas, aunque dependerá del tipo de actividad que realice. Las cicatrices se hacen imperceptibles a lo largo del primer año después de la intervención y, en todo caso, quedan disimuladas por la ropa interior.

El resultado
Con la abdominoplastia, ya sea parcial o completa, se obtienen excelentes resultados, sobre todo en pacientes con los músculos abdominales distendidos y/o exceso de piel. En la mayoría de los casos, los resultados perduran en el tiempo, siempre y cuando la paciente siga una dieta equilibrada y practique ejercicio con regularidad.