Aumento de mamas

A pesar de que la hormonación ayuda notablemente al crecimiento de las mamas, en muchas ocasiones este no es suficiente o no resulta ser el deseado por la paciente. En estos casos se recomienda un aumento de mamas (mamoplastia de aumento) que puede realizarse antes de la vaginoplastia y que ayudará a asumir el rol femenino.

¿Qué es el Aumento de mamas?

La mamoplastia de aumento o aumento mamario es como se denomina a la cirugía que permite, gracias a unos implantes o prótesis, agrandar el volumen de los senos, dándoles al mismo tiempo una forma estéticamente femenina.

La intervención

Los preparativos
El cirujano realizará un completo historial y estudiará las características de la anatomía torácica de la paciente, de la mama (cantidad de grasa), del tejido subcutáneo y grosor de la piel. Así podrá aconsejarle el tipo de prótesis (volumen, proyección, forma, tacto, etc.) que mejor armoniza con su cuerpo.

Además, también le aconsejará la técnica quirúrgica que mejor se adapta a sus necesidades y le explicará cómo se desarrollará toda la intervención.

La intervención
El aumento de mamas es una cirugía relativamente corta, pues suele durar entre una hora y media y dos horas. Suele utilizarse anestesia general, aunque en ocasiones puede practicarse bajo anestesia local y sedación.

Existen 3 vías posibles por las se puede implantar la prótesis:

  • La axilar: la prótesis se coloca a través de una incisión en la axila, con lo que la cicatriz queda estratégicamente escondida.
  • La periareolar: la incisión se realiza en el límite entre la parte inferior de la areola y la piel, ya que el cambio de color disimula la cicatriz.
  • La submamaria: la incisión se realiza en el surco de debajo del pecho, con lo que la cicatriz queda escondida en el pliegue que existe entre la mama y el tórax.

El cirujano evaluará todas las posibilidades según las características y el historial médico de la paciente antes de aconsejar una de las vías.
Durante la intervención se colocan unos drenajes que se retiran a las 48 horas aproximadamente y que servirán para reducir la inflamación y las molestias postoperatorias al mínimo.

La recuperación
Después de la intervención, la paciente deberá llevar unos sujetadores especiales y una banda pectoral que podrá substituir por lencería a las 4 o 5 semanas, aproximadamente.
A los 4-6 días de la intervención, ya podrá volver al trabajo, siempre y cuando no deba realizar esfuerzos físicos. Si fuera así, la paciente deberá consultar con el equipo médico.

Los resultados
Los resultados son excelentes y pueden apreciarse enseguida, aunque habrá que esperar a que baje la inflamación para apreciar el volumen y la forma definitiva.
Las mamas resultantes no se diferencian estéticamente de los senos de las mujeres biológicas.