Lifting facial

Una de las intervenciones que permiten modelar el rostro y, por tanto, darle rasgos más femeninos, es sin duda el lifting facial o ritidectomía. Además, también permite eliminar las arrugas faciales otorgando al rostro un semblante joven y despejado.

¿Qué es un lifting o ritidectomía?

El lifting o la ritidectomía es un procedimiento destinado a elevar y tensar la piel facial y cervical con el objetivo de reducir los pliegues y las arrugas. En pacientes transexuales o con disforia de género, esta técnica también puede utilizarse para remodelar el rostro otorgándole rasgos más femeninos.

El lifting, habitualmente, trata la piel del cuello, la barbilla, las mejillas y las regiones perioculares y temporales. Algunas veces puede incluirse en la intervención otras cirugías como la feminización de la frente, las cejas o los párpados para dar un aspecto mucho más rejuvenecido.

La intervención

Los preparativos

Además de realizar un completo historial médico, también se evaluará su rostro, especialmente la piel y las estructuras óseas subyacentes. Con toda esta información, el cirujano le recomendará la mejor técnica a seguir en su caso concreto.

La intervención

Esta intervención se realiza bajo anestesia general, aunque también se puede realizar bajo anestesia local más sedación. El cirujano será quien decida cuál utilizar en cada caso concreto. La intervención suele durar varias horas, sobre todo si se asocia a otras operaciones.

La recuperación

El lifting o ritidectomía suele provocar pocas molestias. Es normal que después de la cirugía sienta ciertas zonas de la piel adormecidas, pero esta sensación desaparecerá en unas semanas. Durante los días siguientes deberá mantener la cabeza elevada para disminuir la inflamación.
Aunque a los dos días ya se sentirá bien, es mejor que descanse durante la primera semana. En unos 10 o 14 días podrá reincorporarse a su actividad laboral.

Los resultados

Entre la segunda y cuarta semana podrá hacerse una idea de cómo será su aspecto definitivo. Los resultados son muy satisfactorios y duraderos. Y, aunque evidentemente seguirá envejeciendo, su aspecto y los nuevos rasgos seguirán pareciendo más jóvenes y femeninos.