Mentoplastia y Perfil Facial

¿Qué es la mentoplastia?

La mentoplastia es una intervención destinada a aumentar o disminuir el tamaño del mentón para crear una mayor armonía tanto en el rostro como en el perfil de la paciente. Esta operación, que se suele asociar a la rinoplastia, consiste en implantar una prótesis o deslizar un fragmento de hueso hacia delante con el fin de proyectar la barbilla o reducir el hueso, si fuera necesario.
Esta intervención ayuda a dulcificar el perfil, a resaltar la boca y los labios y a dar unas facciones más femeninas y equilibradas a aquellas pacientes que tienen el mentón poco prominente en relación con su nariz y el resto de rostro o reducir el mentón a las pacientes con un hueso muy prominente.

La intervención

Los preparativos

En nuestra Unidad de Cirugía de Género, un miembro del equipo de cirujanos plásticos evaluará su estado de salud y la calidad de la piel y elaborará un historial médico. Así podrá determinar la técnica que va a seguir en su caso concreto. (La eliminación del hueso requiere anestesia general).
Le informaremos de cómo transcurrirá toda la intervención y si tiene alguna pregunta, no dude en consultárnosla.

La intervención

Aunque se practica bajo anestesia local, la mentoplastia puede realizarse con anestesia general si se combina con otra intervención.
El implante de la prótesis se puede hacer mediante una incisión en el surco existente entre el labio inferior y las encías, aunque también es posible realizarla a través de la piel debajo del mentón. Si se optase por esta última solución, la cicatriz resultante es casi imperceptible a los pocos meses de la intervención.
En el caso en que la retrusión mentoniana sea muy importante, se puede realizar cirugía de avance óseo con fijación del fragmento en la posición deseada.
Y si el problema es un mentón demasiado prominente, la intervención consiste en una reducción del hueso con los mismos abordajes quirúrgicos que para aumentar el tamaño de la barbilla.

La recuperación

En este tipo de intervención, la recuperación es rápida y raramente aparece alguna molestia; por ello, la reincorporación a la vida cotidiana y laboral es casi inmediata. De todas maneras, para cualquier molestia o duda, el equipo de postoperatorio de Clínica Mediterrània estará a su servicio.

Los resultados

El resultado estético lo podrá observar casi de manera inmediata, aunque con los días se irá viendo mucho mejor en el caso que apareciera algún hematoma. En el caso de que el abordaje fuera exterior, la cicatriz, que quedará estratégicamente escondida, se hará prácticamente inapreciable en el transcurso de unos meses.

Si deseas ver un vídeo sobre la feminización facial haz clic aquí.