Aumento de pectorales

El aumento de pectorales consiste en implantar unas prótesis por debajo de los pectorales con el objetivo de masculinizar visualmente esta zona.

La intervención consiste en la inserción submuscular, a través de la vía axilar o areolar, de unos implantes cuadrangulares de gel cohesivo de silicona (distintos en la forma a los utilizados habitualmente en las intervenciones de aumento de pecho femenino) que proyecta visualmente la zona y logra un aspecto más definido y musculoso. La apariencia y el tacto de estos implantes son muy naturales.

Esta cirugía es relativamente corta, pues suele durar entre una hora y media y dos horas y suele ser necesaria la anestesia general.

Alrededor de una semana después de la operación, el paciente puede volver al trabajo, siempre y cuando no deba realizar esfuerzos físicos, pero deberá esperar entre un mes y medio y dos meses antes de realizar deporte que afecte a los pectorales.