Mastectomia bilateral

¿Qué es la Mastectomia bilateral?

La mastectomía bilateral es la técnica quirúrgica mediante la cual se procede a la extirpación del tejido glandular mamario. Esta intervención tiene como objetivo conseguir un pecho liso y simétrico que resulte anatómica y estéticamente masculino.

La intervención

El paciente ingresará el mismo día de la intervención en el centro hospitalario. A lo largo de esas horas se le realizarán los controles pertinentes y se le preparará para la mastectomía.

Para conseguir un pecho liso y masculino, el equipo de cirujanos de la Unidad de Género del Instituto de Cirugía Plástica Dr. Ivan Mañero realizará una mastectomía subcutánea que permite conservar las areolas mamarias (adecuando el tamaño de éstas al masculino) y los pezones. Esta intervención se realiza bajo anestesia general y suele durar entre 2 y 3 horas. Para realizar la mastectomía pueden utilizarse tres técnicas distintas dependiendo, principalmente, del tamaño de las mamas:

Técnica periareolar: cuando el pecho es pequeño se suele optar por esta técnica quirúrgica. Consiste en practicar una incisión alrededor de la areola, a través de la cual se extrae el tejido glandular. Esta técnica permite que las cicatrices sean mínimas.

Técnica periareolar ampliada: se suele usar esta técnica cuando las mamas son voluminosas. Básicamente consiste en realizar la incisión periareolar más otra que se amplía hacia la zona de la axila a través de las cuales se extrae el tejido glandular. En este caso, las cicatrices son más evidentes que en la técnica periareolar, aunque con el tiempo pueden quedar disimuladas por el vello.

Técnica de injerto libre: cuando las mamas son realmente voluminosas o cuando el paciente es considerado como un “gran” fumador, el cirujano suele optar por los injertos de areola durante la cirugía.

A todas estas técnicas se les puede asociar tanto la reducción del tamaño de la areola y el pezón, que mejoraría el resultado final en algunos casos, como una liposucción previa que permitiría disminuir el tamaño de las cicatrices y mejorar el contorno pectoral.

La recuperación

Durante la intervención se coloca un drenaje en cada pecho para facilitar la salida de líquidos retenidos de la zona operada y evitar así un hematoma. Estos drenajes son retirados a las 48 horas. Después, el paciente deberá usar una faja, banda o camiseta compresiva durante una o dos semanas según valore el equipo médico. Esta banda compresiva evita la formación de hematomas y facilita el modelaje y adaptación de la piel.

A las 24 horas de la intervención, el paciente podrá volver a su vida habitual debiendo, como limitación expresa, realizar esfuerzos y coger peso.

Posibles complicaciones

Las posibles complicaciones de esta intervención son:

  • Alteraciones de la sensibilidad en el complejo areola-pezón.
  • Pérdida del complejo areola-pezón. Esta complicación no es muy usual y suele darse frecuentemente en pacientes fumadores con mamas muy voluminosas. Cuando se da este extremo, es posible reconstruir el complejo areola-pezón por métodos de pigmentación o bien mediante injertos de piel inguinal, que por su pigmentación más oscura se asemejan a la piel areolar.

Además de las complicaciones específicas de esta cirugía, también pueden aparecer: hematomas, infección y cicatrización anómala (queloides).